Women's HealthCerrar
Email WhatsApp Compartido por 0 personas

Belleza

10.09.2008

Lee las etiquetas de los productos

Confieso que últimamente me he convertido en una obsesiva en leer las etiquetas de la mayoría de los productos que compro, pero cada vez me convenzo más de que es lo mínimo que podemos hacer para cuidar aunque sea un poco la salud. Lo básico: que sea baja en sodio, que no tenga grasas trans […]

etiquetas.jpg

Confieso que últimamente me he convertido en una obsesiva en leer las etiquetas de la mayoría de los productos que compro, pero cada vez me convenzo más de que es lo mínimo que podemos hacer para cuidar aunque sea un poco la salud. Lo básico: que sea baja en sodio, que no tenga grasas trans y ojalá fortificados con hierro o altos en fibra.

La verdad es que para muchos el asunto puede sonar de lo más latero, pero creo que vale la pena darse unos minutos, además, que con el tiempo, uno va afinando el ojo y va aprndiendo sobre qué alimentos son más recomendables que otros. Hagan la prueba.

Aquí van algunas recomendaciones que encontré en el sitio puntovital.cl

-Prefiere los alimentos “libres”, “bajos”, “reducidos” o “livianos” en calorías.
-Selecciona los alimentos con menor contenido de grasas saturadas de origen animal y alimentos procesados que contienen trans, ya que éstos aumentan los niveles de colesterol en la sangre, con el consiguiente riesgo de enfermedades cardiovasculares.
-Los alimentos con elevado contenido de calorías, grasas y azúcares suelen tener un bajo aporte de minerales, como calcio, hierro y vitaminas. Por tal razón, las personas con sobrepeso, están expuestas al riesgo de presentar alguna deficiencia de estos nutrientes y a las enfermedades que esto pueda ocasionar.
-Prefiere aquellos alimentos “libres”, “bajos”, “livianos” o “reducidos” en sodio (sal).
-El uso frecuente de sal en las comidas puede provocar hipertensión arterial, paso previo a la aparición de enfermedades cardiovasculares y accidentes cerebrales.
-En Chile, el consumo per cápita de sal es de 10 gramos diarios, lo que resulta excesivo, puesto que no se deberían superar los cinco gramo.
Además, en el caso de las personas que necesitan disminuir el consumo de azúcar, es importante que sean revisadas las etiquetas de los productos diet, por cuanto muchos de ellos contienen azúcar o las reemplazan por fructosa o sorbitol,siendo éstas de alto contenido calórico para el organismo.
-Consume preferentemente alimentos “buena fuente”, “altos”, o “fortificados” en calcio, hierro, ácido fólico o fibra dietética.
En el caso de las vitaminas y minerales, éstas aparecen expresadas en la etiqueta nutricional en miligramos (mg) o microgramos (ug) y como porcentaje de dosis diaria recomendada. De esta forma, puedes conocer el aporte vitamínico y de minerales de una porción del alimento con respecto a tus necesidades diarias.

Comenta este post

cerrar