Women's HealthCerrar
Email WhatsApp Compartido por 14 personas

Belleza

27.09.2018

Esta es la frecuencia con la que deberías cambiar tus sábanas para tener la piel sana y el pelo limpio

¿Cada cuánto tiempo cambias las sábanas de tu cama? No hace falta que respondas ahora, solo plantéate esta pregunta y sigue leyendo.

Por Nota original en: Vogue.es Foto portada: Nemanja .O. on Unsplash
Esta es la frecuencia con la que deberías cambiar tus sábanas para tener la piel sana y el pelo limpio

Y es que, cambiar la ropa de cama con suficiente frecuencia, no solo es un tema básico de higiene, sino también es una cuestión de salud y belleza para tu piel y para tu pelo. Porque sí, definitivamente, dormir sobre sábanas limpias va a influir de forma directa en la salud y apariencia de tu piel y en el tiempo que te dura el pelo limpio.

No lo decimos nosotras, sino varios expertos en microbiología que han hablado de todo lo que se acumula en las sábanas tras la primera noche de uso. Puede que las afirmaciones más conocidas en este sentido sean las de Philip Tierno, microbiólogo de la Universidad de Nueva York, que ha estudiado este tema y ha hablado de cómo las sábanas pueden acumular bacterias, sudor –es uno de los causantes de irritaciones en la piel y aparición de espinillas–, ácaros de polvo, células muertas de la piel y restos varios de cremas que usamos a diario en cara y cuerpo.

Tierno ha llegado a la conclusión de que lavar las sábanas una vez a la semana es fundamental e indiscutible, sin embargo, esa frecuencia debería incrementarse a dos o tres veces por semana como mínimo si se duerme desnudo, se suda mucho o se está enfermo, dado que en estos casos aumenta la probablidad de acumular microorganimos.

Eso, en cuanto a la limpieza de las sábanas. Pero si nos ceñimos a la funda de almohada y a la repercusión directa que tiene su estado de limpieza sobre nuestra piel y nuestro cabello, la frecuencia de lavado se acorta aún más. Tal y como explicó la gurú de limpieza Shannon Lush a News.com.au, la funda de almohada debe cambiarse cada dos días, precisamente porque nuestro rostro y nuestro pelo están en contacto directo con ella y puede ocasionar la aparición de espinillas en nuestra piel si no está suficientemente limpia.

Además, la experta afirma también que es necesario lavar cada mes la almohada y el edredón porque acumulan muchas células muertas y ácaros que también alteran nuestra piel.

Y la pregunta del millón. ¿A qué temperatura hay que lavar la ropa de cama para conseguir eliminar todos esos enemigos de nuestra piel y nuestro cabello? Nos da la respuesta el equipo de la start-up de colchones Eve Sleep: “Un lavado a 30 grados solo elimina el 6% de las bacterias. Se recomienda usar programas de 60 grados para asegurar una limpieza óptima”.

¡A lavar las sábanas!

Comenta este post

cerrar