Women's HealthCerrar
Email WhatsApp Compartido por 2 personas

Belleza

16.11.2018

Condiciones genéticas y fisiológicas inciden en tener una piel más o menos arrugada

Los efectos del tiempo y del ambiente pueden hacer que tu piel cambie. La exposición solar, el estrés y otros factores ocasionan que los signos visibles de la edad aparezcan, incluso en etapas más tempranas, siendo el verano la época del año donde más se notan las imperfecciones.

Por Foto Portada: Oleksandr Pidvalnyi from Pexels Foto Interior: João Jesus from Pexels
Condiciones genéticas y fisiológicas inciden en tener una piel más o menos arrugada

A partir de los 28 años la cantidad de colágeno y elastina que producen las células de la piel comienza a disminuir, trayendo como resultado una pérdida de sustento y elasticidad. Y, es alrededor de los 40 años, cuando esta pérdida de volumen facial se hace evidente.

“Los anclajes que sujetan la piel se rompen y como consecuencia se pierde volumen facial, descolgando el maxilar inferior. Perdemos forma en el óvalo, se marca el surco nasogeniano y los pómulos descienden considerablemente”, sostiene Pamela Barrientos directora de la Clínica Nutrición Cuerpo y Alma.

Por si fuera poco, los efectos del tiempo y del ambiente pueden hacer que tu piel cambie. La exposición solar, el estrés y otros factores ocasionan que los signos visibles de la edad aparezcan, incluso en etapas más tempranas.

Para contrarrestar este proceso, la especialista asegura que el verano es una época ideal para realizarse un tratamiento anti age, ya que son los únicos “capaces de renovar la capacidad regeneradora de nuestros genes”. Ello, porque es precisamente en los días más calurosos cuando más se notan las imperfecciones, la dilatación de los poros y, los rayos UV, hacer que las manchas del rostro se vuelvan más oscuras.

Y, si bien, hay personas que por genética y condiciones fisiológicas tienen pieles menos arrugadas, más hidratadas o con menos impurezas que otras, pero “todas con un buen cuidado pueden verse en perfectas condiciones”.

En este sentido, resulta sumamente importante “preocuparnos de vivir saludablemente , comer bien , consumir muchísima agua , verduras y frutas, hacer deporte , reír , asear nuestra piel , aprovechar los avances de la medicina y la ciencia, y ocupar productos dermocosméticos y experimentar algún tratamiento de alta tecnología”, aconseja Pamela Barrientos.

Una de las últimas innovaciones en materia de tratamientos faciales antiage y que entrega un rostro con efecto de porcelana es el Rejuvenecimiento Facial con Láser, disponible de manera exclusiva en Clínica Nutrición Cuerpo y Alma.

El fotorejuvenecimiento es un tratamiento dual que utiliza diversos tipos de luz láser tecnología Gempl, para eliminar o reducir los signos del envejecimiento de la piel. Los resultados: una piel con un tono más claro, restricción de arrugas finas y manchas solares, activación de la circulación sanguínea, disminución de la apariencia de cicatrices de acné, dilatación de puntos negros y poros, mejora de la circulación y estimulación de la regeneración celular.

Un procedimiento indoloro, seguro y eficaz que permite incorporarse a su rutina diaria inmediatamente sin efectos secundarios ni periodo de recuperación.

Más información en: http://www.nca.cl/

Comenta este post

cerrar