Women's HealthCerrar
Email WhatsApp Compartido por 0 personas

Fitness

28.09.2011

Eres lo que comes

Desde que comencé a hacer deporte de forma constante – 3-4 veces a la semana- y empecé a tomar conciencia de mi cuerpo que estoy un poco más pendiente de lo que como.  Cuando se trata de alimentación debo admitir que he pasado por todas:  he tenidos esos meses de ansiedad incontrolable en que me […]

Por
Eres lo que comes

Desde que comencé a hacer deporte de forma constante – 3-4 veces a la semana- y empecé a tomar conciencia de mi cuerpo que estoy un poco más pendiente de lo que como.  Cuando se trata de alimentación debo admitir que he pasado por todas:  he tenidos esos meses de ansiedad incontrolable en que me como una barra de chocolate entera sin darme cuenta, otros en que tengo tantas cosas que hacer que ni siquiera alcanzo a comer, y otros en que elijo los alimentos y me preocupo de tener una dieta equilibrada.

Ahora estoy poniendo atención a mis comidas, preocupándome de comer 3 veces al día y que la colación no sea una negrita sino una fruta, una barra de cereal o un yogurt. Además incluí en mi rutina algunas prácticas alimenticias que me han ayudado bastante: por ejemplo tomar un vaso de agua helada antes de acostarme y en la mañana apenas me despierto, incluir fruta en el desayuno, reemplazar el arroz por quinoa o arroz integral, agregar a la ensalada espinaca ya que tienen muchas más vitaminas que la lechuga y agregar colaciones saludables entre cada comida.

Pequeños cambios en la alimentación son agradecidos por nuestro cuerpo. Y no significa dejar de comer, solo aguantarse un poco las ganas de comer postres dulces todos los días y dejarlos para el fin de semana -como un regaloeno o un premio- ordenarse y hacer de las frutas y las verduras una parte importante de nuestro régimen.

Comenta este post

cerrar