Women's HealthCerrar
Email WhatsApp Compartido por 0 personas

Fitness

20.10.2011

¿De qué nos nutrimos?

Si te preguntan: ¿De dónde sacamos energía para vivir? ¿De qué nos alimentamos? ¿Cómo nos nutrimos? ¿Qué piensas? La mayoría de la gente contestaría que sacamos la energía de los alimentos. Para poder funcionar en el día a día y no morir en el intento necesitamos comer. Si nuestros hijos van a hacer deporte, les […]

Por
¿De qué nos nutrimos?

Si te preguntan: ¿De dónde sacamos energía para vivir? ¿De qué nos alimentamos? ¿Cómo nos nutrimos? ¿Qué piensas?

La mayoría de la gente contestaría que sacamos la energía de los alimentos. Para poder funcionar en el día a día y no morir en el intento necesitamos comer. Si nuestros hijos van a hacer deporte, les decimos que coman bien, así pueden tener energía. Al revés, cuando no nos hemos alimentado o no lo hemos hecho correctamente, podemos fatigarnos, sentirnos mal. Si amanecimos enfermos del estómago, lo primero que pensamos es qué comimos que nos cayó mal. Pero te ha pasado alguna vez que estás feliz con alguien que quieres mucho, disfrutas de un momento especial, te sientes plena, tienes tu corazón llenito… y no tienes nada de hambre…y no te sientes fatigada, todo lo contrario… te sientes llena de energía. ¿A qué se debe esto?

Es el momento de cambiar nuestros paradigmas frente a la pregunta ¿de qué nos nutrimos?

La primera fuente de nutrición viene del amor, de ese amor superior que nos conecta con algo que va más allá, que nos une al universo, a la fuente generadora, a Dios, a la naturaleza, al todo. Ese amor que nos llena el alma, que hace que nuestro espíritu esté pleno. Es como un amor vertical.

La segunda fuente de nutrición viene del amor entre las personas, con nuestra pareja, nuestra familia, nuestros compañeros de trabajo, nuestros amigos. Es un amor de relaciones, un amor horizontal.

Sorpresa, la tercera y última vía de nutrición son los alimentos.

Algunos quieren bajar de peso, buscan una dieta, averiguan qué tienen que comer para lograrlo. Otros quieren alimentarse de manera saludable, investigan qué alimentos tienen más propiedades para esto o para lo otro, cuáles son antioxidantes naturales, cuál es el índice glicémico de cada uno, etc.

Pero te has detenido a pensar: si amaneciste mal del estómago, ¿qué fue lo que te cayó mal? a lo mejor fue un comentario de alguien, un gesto, una mirada, una situación.

Si estás en plan de bajar de peso te has puesto a pensar ¿qué cosas te llenan el alma?, ¿las estás haciendo o las dejaste de lado?, ¿cómo están tus relaciones hoy día?, ¿son relaciones nutritivas?, ¿quiénes te nutren y quiénes no?

Ya lo sabes, si llevas un tiempo intentando bajar de peso y no te resulta, piensa en estas preguntas y piensa cómo están tus 3 fuentes de nutrición.

Comenta este post

cerrar