Women's HealthCerrar
Email WhatsApp Compartido por 0 personas

Fitness

22.10.2015

Ejercicios para lucir tranquila unos bellos zapatos

El fin de semana fui a nuestro querido Espacio Taconeras y es impresionante la cantidad de modelos que tenemos las mujeres hoy en día para elegir. Me compré un par de botas planas todo terreno, lindas y extremadamente cómodas y también me compré unas sandalias con taco alto ¡¡¡preciosas!!!!

Ejercicios para lucir tranquila unos bellos zapatos

Como les dije en una columna anterior, tengo una deformación profesional y no puedo evitar ver el punto kinésico de las cosas. Entonces, me parece importante revisar algunos ejercicios para que nuestros tobillos no sufran y estén saludables para lucir cualquier tipo de zapatos.

En los ligamentos y cápsula de las distintas articulaciones tenemos receptores que nos indican la posición de esta articulación sin que nos estemos mirando. Esta información favorece que la musculatura reaccione correctamente frente a algún imprevisto, como puede ser meter el pie a un hoyo o las imperfecciones propias del terreno. Además es importante que la musculatura tenga una longitud óptima, para así lograr contraerse de manera apropiada, estabilizando y evitando lesiones.

Aquí van ejercicios que favorecen la estabilidad y fortalecimiento de tus tobillos:

¡Un abrazo y mucha suerte!

1) Párate en un pie y mantén el equilibrio. Ahora hazlo con los ojos cerrados. Mantén esta posición por varios segundos (compite contigo misma en el tiempo que duras en esta posición y compara un pie con el otro). Usa esta posición (con ojos abiertos) mientras te lavas los dientes, te echas crema o te peinas.

2) Ponte de pie en el borde de un escalón, con los talones fuera del peldaño. Deja caer tus talones suavemente, frenando el movimiento y luego ponte en puntas de pie. Realiza 3 series de 10 repeticiones, abarcando todo el rango de movimiento.

3) Camina 15 pasos en punta de pie y luego vuelve caminando en tus talones.

4) Elonga al final. Apoya tus manos en una pared y lleva una pierna hacia atrás con la rodilla estirada. La pierna de adelante debe quedar con la rodilla doblada y los dos pies deben quedar apuntando hacia la pared. Debes sentir estiramiento (no dolor) en la pantorrilla de la pierna de atrás. Mantén esa posición de elongación por 20 segundos, 3 veces. Luego cambia y elonga la otra pierna.

Comenta este post

cerrar