Women's HealthCerrar
Email WhatsApp Compartido por 0 personas

Fitness

26.11.2015

¿Fortalecer o activar los músculos?

A veces cuando hacemos ejercicio nos sobre-exigimos y así como hay que tener cuidado con la frecuencia cardíaca o los desgarros, es necesario poner especial atención a los músculos para no lesionarlos ni interrumpir sus funciones.

¿Fortalecer o activar los músculos?

Muchas veces escucho que los pacientes quieren fortalecer sus músculos, asocian músculos débiles con dolores de espalda o con alguna patología como tendinitis o artrosis por nombrar algunas.

Entonces se enfocan en rutinas diseñadas justamente en eso: fortalecimiento muscular, por ejemplo, de abdominales, isquiotibiales, glúteos, cuádriceps, etc. El problema está en que muchos de los dolores de espalda y de las lesiones, tienen un componente muscular que no implica debilidad muscular, sino que alteración en la coordinación del trabajo que debe hacer cada grupo muscular, entonces hay músculos que están inhibidos… como “de vacaciones” y que no se contraen en el momento adecuado y de la forma adecuada.

Lo que ocurre en estos caso es que otros músculos se sobre exigen, supliendo la tarea de los inhibidos, intentando “hacer la pega” y terminan contracturados, demasiado solicitados, tensos.

La dinámica entonces es la tendencia a realizar ejercicios de una forma errada, con un timing de activación alterada, que se traduce en perpetuar el problema. Así cada vez que te mueves, de manera inconsciente lo haces con un patrón alterado, con una “maña”. Y si uno tiene una maña al moverse y piensa que se va a arreglar moviéndose más… es un error.

La idea entonces es activar (no fortalecer) músculos que están inhibidos y mejorar el sistema de activación muscular, el timing. Logrando esto, se puede hacer fortalecimiento, fijándose en mantener la coordinación y estabilidad ya ganadas.

Comenta este post

cerrar