Women's HealthCerrar
Email WhatsApp Compartido por 0 personas

Fitness

04.04.2016

Cómo afectará a tu cuerpo una dieta detox

¿Estás pensando en limpiar tu cuerpo con jugos de fruta? Tal vez podrías considerar primero cómo este reacciona a una semana sin proteínas o grasa y menos de 1.000 calorías al día. Sin nutrientes esenciales, las dietas detox pueden ser muy peligrosas.

Cómo afectará a tu cuerpo una dieta detox

Después del primer trago
Las señales de hambre en tu cerebro son respondidas con un golpe de azúcar de un jugo de fruta. Y no se hace que las ideas basadas en lo vegano sean más sanas.

Lo dulce le da indicaciones al páncreas para lanzar la insulina, que mueve el azúcar -ahora en tu sangre en forma de glucosa- a tus células.

Después de 30 minutos
A medida que tus células absorben la glucosa, los niveles de azúcar en tu sangre pueden empezar a bajar y tal vez te sientas un poco mareada.

Mientras tanto, careces de suficientes calorías, tu cuerpo empieza a operar con la reserva de glucógeno, una forma de energía a corto plazo guardada en tu hígado y músculos.

Después de dos días
Con cada shot de jugo, tus niveles de insulina empiezan a dispararse, después se estrellan. Tus reservas de glucógeno están casi terminadas, dejando tu tanque vacío -y a ti sintiéndote débil y lánguido-.

Como sólo estás obteniendo la mitad de las calorías que necesitas, tu cuerpo se debilita en dos fuentes de poder: triglicéridos, un tipo de energía guardada en las células gordas (¡woo-hoo!), y proteína, tomada directamente de tus músculos (oops). Empiezas a perder masa muscular, aunque te estés ejercitando todos los días.

Después de tres días
Tu cerebro no está feliz. Entra en un modo semi-hambriento y dispara cetonas, gasolina que viene de la descomposición de la grasa. Las cetonas trabajan, pero son como una gasolina de bajo nivel; como resultado, tal vez te sientas desenfocado o irritable. (Cualquier “claridad mental” se debe a un doble efecto placebo).

Sin una infusión de proteínas frescas, tu cerebro también está botando aminoácidos, los materiales crudos que los neurotransmisores necesitan para mantener tu genio. Si estás propenso a una depresión, tal vez te empieces a sentir azul.

Las proteínas en tus músculos contraídos se descomponen en amoníaco y ácido úrico, químicos que no son bienvenidos y que invaden tu flujo sanguíneo. Ahora tus riñones están ocupados desintoxicando tu plan detox.

Mantente cerca del baño: Los altos carbohidratos en el jugo, provocan que entre un exceso de agua a los intestinos. Esa agua extra, significa que estás apta a que te de diarrea.

Después de cuatro días
Con nada de comida para digerir, tu intestino se siente ignorado. Es salvaje, las filas de pequeñas fibras que mueven los elementos nutritivos en la sangre, comienzan a atrofiarse. Tu diarrea puede empeorar, llevándote a la deshidratación… y ahí va tu brillo rosa.

En el día ocho
¡Comida sólida! Pero oh oh, haz perdido músculos. Incluso si vuelves a tus viejos hábitos de comida, ahora tienes menos masa muscular para quemar esas calorías; en vez de eso, las calorías son más propensas a convertirse en grasa.

Por lo tanto, una razón por la que esta dieta hace que sea difícil perder peso es: tu forma de reducir músculos, la grasa desordena tu metabolismo y hace que las calorías sean más difíciles de trabajar.

Traducción por Maureen Barroilhet

Comenta este post

cerrar