Women's HealthCerrar
Email WhatsApp Compartido por 0 personas

Fitness

22.04.2016

Cleanse vs Detox: ¿en qué se diferencian?

Existen distintos métodos para limpiar y/o desintoxicar el organismo y es muy importante conocer de qué se trata cada uno, aquí les dejamos una guía rápida para distinguirlos.

Cleanse vs Detox: ¿en qué se diferencian?

Recuperar la energía, sentirse más ligeros, y ayudar al cuerpo a funcionar de la mejor manera son objetivos a los que el común de la gente responde con “Detox” o “Cleanse”, conceptos que suelen confundirse como sinónimos, pero no lo son.

Es necesario entender sus diferencias y ante todo tener claro que estimulan distintos órganos del cuerpo. Aunque tienen intenciones similares, un “cleanse” se enfoca en la depuración del intestino y, en cambio, un “detox” promueve la restauración del hígado.

“Cleanse” significa limpieza de colon a través del tracto digestivo. Un proceso que se realiza mediante la eliminación de materia fecal, parásitos, hongos y algunas toxinas que se encuentran en esta área.

Los alimentos como la carne, el huevo, el maíz, gluten, azúcar refinada, cafeína, soya, productos procesados y el alcohol, son los que hay que evitar en un tratamiento Cleanse. Este tipo de desintoxicación mejora la salud general del cuerpo en distintas formas.

183c0e373d6673d170479d7bcf22c9b1

Un “detox”, en cambio, propone cambios no solo en la alimentación sino también en el estilo de vida. Aquí se eliminan por una parte la carne y los productos procesados y, por otra, cualquier sustancia que produzca toxinas en el cuerpo, como el tabaco.

El principal objetivo responde a mejorar las funciones del hígado: el metabolismo de los alimentos y la depuración de toxinas. En este tratamiento todo pasa por el hígado porque es el principal órgano encargado de depurar y desintoxicar el cuerpo. Para este tipo de tratamiento se recomienda el consumo de jugos del estilo LivingJuice.

Lo ideal es hacer un cleanse seguido de un detox para terminar este proceso. Para someterse a ellos, es fundamental escuchar al cuerpo y responder a sus necesidades. Hay que prestar atención a la alimentación y ritmo de vida, observar si algún alimento está afectando el organismo y hacer los ajustes pertinentes mediante cualquiera de ambos procesos.

Comenta este post

cerrar