Women's HealthCerrar
Email WhatsApp Compartido por 0 personas

Fitness

16.05.2016

Fumar: ¿Qué le hace a tu cuerpo?

Si crees que fumarte un cigarro cuando sales con tus amigas al happy hour es un vicio poco dañino, piénsalo de nuevo.

Fumar: ¿Qué le hace a tu cuerpo?

En promedio, el cigarro se consume luego de 10 aspiradas y en 5 minutos, pero esos son cinco minutos de destrucción, gracias a 4 mil químicos que se infiltran en tus órganos.

0 a 10 segundos
Mientras llevas el cigarro a tu boca, para la primera aspirada, el humo pasa a través de tu boca, dejando un leve rastro de mancha café en tus blancos dientes. Los gases tóxicos inmediatamente ponen a tu sistema inmune en alerta y causan inflamación a lo largo de todo el cuerpo.

Una vez en la tráquea, el humo del cigarro disminuye la velocidad en tu cilio, la pequeña especie de escoba que cumple la función de “barrer” y limpiar tu sistema respiratorio de mucus y partículas invasivas. Mientras tanto, la nicotina del aire pasa a tu torrente sanguíneo a través de millones de capilares que tienen tus pulmones.

Tu cuerpo adquiere un impacto de energía mientras que esa nicotina golpea tus glándulas suprarrenales, desatando un flujo de adrenalina que alcanza tu presión sanguínea y el ritmo del corazón. Tu corazón no está listo para relajarse por completo entre cada pálpito. Y es ahí cuando entras en riesgo de tener un ahogo.

Al mismo tiempo, el monóxido de carbono (un componente tóxico que se encuentra en los motores de los autos), que está en el humo del cigarro, empieza a situarse en tu sangre, limitando la habilidad de tu cuerpo para transportar oxígeno a tus órganos vitales.

A través del flujo sanguíneo, la nicotina golpea a tu cerebro, donde ciertos nervios celulares responden perdiendo un torrente de dopamina, un neurotransmisor que logra el bienestar.

Después de 5 minutos

Mientras los niveles de dopamina rápidamente se van en picada para volver a la normalidad, tu cuerpo comienza a anhelar otra alteración, incluso si no estás al tanto de ello.

Si frecuentemente estás con antojos, tu cerebro se enganchará de este vicio y terminarás en un cajero girando todo tu dinero luego de haber intentado dejar el cigarro (algunos expertos dicen que la nicotina puede ser igual de adictiva que la heroína).

El humo del cigarro ya se fue, pero tu cuerpo estará con las sustancias tóxicas por las próximas seis a ocho horas.

Por Laura Beil
Traducción Carola Hidalgo

Comenta este post

cerrar