Women's HealthCerrar
Email WhatsApp Compartido por 0 personas

Fitness

12.05.2017

Cómo proteger la espalda

Existen distintos mitos sobre posturas que protejan la espalda y columna a la hora de hacer deporte, aquí los despejamos y te aconsejamos para que no te lastimes o empeores tu condición, ¡es muy importante que cuides tu espalda cuando entrenas!

Cómo proteger la espalda

Una amiga está con dolor de espalda, aunque en realidad es un dolor muy antiguo. La han operado 3 veces en 20 años y ahora hace 2 meses le hicieron un bloqueo facetario, pero el dolor volvió a aparecer.

Me mostró la rutina de ejercicios que cree le sirve para “proteger la columna”. Es una pauta orientada 100% a aplanar la columna lumbar en todos los ejercicios que realiza, dejando su pelvis en una posición hacia posterior o lo que se conoce como retroversión. Siempre pensó que pegar la espalda completamente al suelo mientras hace abdominales era lo mejor para cuidar su espalda.

f8e634e276ccdabdfaefae15f29c1f09

Creo que este es uno de los mitos de la Kinesiología: creer que la columna se protege así. La verdad es que para que las trasferencias de carga a nivel lumbopélvico se produzcan de manera correcta y para que la musculatura de esa zona (musculatura conocida como “core”) se active de buena forma y se logre una posición de estabilidad; lo que se requiere es dejar la pelvis y la columna lumbar en una posición que se llama “posición neutra”.

Esto quiere decir que no es hacia posterior ni tampoco hacia anterior, sino que es en el medio, técnicamente con las espinas iliacas anterosuperiores (que son los huesitos que sobresalen y se proyectan a cada lado del ombligo) en el mismo plano que el pubis.

En esta posición la columna lumbar no queda plana sino que mantiene su curva normal y fisiológica, es decir, con una leve lordosis, haciendo que la columna se comporte como un verdadero resorte capaz de absorber y distribuir cargas.

Esto quiere decir que si realmente quiero proteger mi columna, lo que debo hacer es entrenar en la toma de conciencia de la activación muscular CON la pelvis en posición neutra; y una vez logrado esto, incorporar esta activación a los distintos ejercicios de manera voluntaria y previa a cualquier movimiento.

¡Mucha suerte!

Comenta este post

cerrar