Women's HealthCerrar
Email WhatsApp Compartido por 0 personas

Fitness

17.05.2017

¡Los cinco secretos de las detox!

Ya hemos hablado mucho sobre esta manera de limpiar el cuerpo. Sin embargo, en muchas oportunidades nadie te dice lo que realmente pasa cuando ya estás en una dieta detox. ¡Entérate aquí todo lo que tienes que saber antes de empezar!

¡Los cinco secretos de las detox!

Hace un tiempo decidí hacer una detox de tres días y cometí el pecado de buscar en internet cuál podía hacer. Pero me di cuenta que existían de muchos tipos, distintos tiempos y no sabía realmente cuál me serviría para lo que yo quería lograr.

Finalmente me aconsejé con La Vida es Viaje. Quedamos en empezar una detox de líquidos por tres días de 4 comidas diaria. Pero en la experiencia me di cuenta que no todo era como pensaba, por eso ahora te daré las cinco verdades que nadie te dice y tienes que saber sobre las detox (que ojo, son distintas a las cleanse).

7aea4867e40c108ae64305e071ad5189

Es un viaje más emocional que biológico: suena extraño, pero al menos para mi fue un verdadero viaje espiritual y emocional. Siempre ha sido un tema para mi la comida y el hecho de regular, pensarla, privarme de todos esos vicios. Esta dieta me hizo enfrentarme con mis monstruos y problemas, nadie te dice que puede ser muy duro, aunque sean solo tres días.

Hay que respetar los horarios y rituales: levantarte antes, empezar los rituales de preparar los jugos, tomar las infusiones, meditar, empezar a filtrar tu comida y además seguir con la rutina sin volverte loca. Siempre ten en cuenta, que durante una detox necesitarás más tiempo para todo, por lo tanto tendrás que levantarte antes y para eso, ojalá, acostarte temprano.

De esta manera tu cuerpo empieza a acostumbrarse y a crear costumbres. Al inicio esto puede desalinear un poco tus chakras y cambiar mucho tus estados de humor; pero es algo normal, al igual que las jaquecas, todo pasa.

adobestock_76869851-reducida-1024x684

Existe una semana de salida: no son solo tres días de líquidos, siempre hay una semana de salida, para que tu cuerpo no sufra el shock de la vuelta a la rutina. Esta consiste en seguir con las infusiones, no comer carnes, solo harinas integrales, conservar los horarios y ojalá solo alimentos naturales no procesados y no lácteos. De todas maneras esta fue mi semana de salida, todas las detox son distintas, por lo que te aconsejo consultar con un experto en estos procesos.

Existen los pensamientos detox: tu mente te va a jugar malas pasadas. “¿Realmente con tres días haré la diferencia?, mejor lo dejo ahora”, “si como nadie lo sabrá, estoy muerta de hambre, mejor como”, “me siento mal, debería comer y listo, si igual esto no sirve”. Es normal, no te asustes, solo debes seguir adelante. La mente se siente intranquila por lo que es normal que te vuelvas negativa, pero confía en ti. Los días pasan rápido y tu cuerpo se va sintiendo mejor.

Nada como la satisfacción: con solo tres días tu vida cambia, te conoces más. Puede ser que tu cuerpo no se limpie al 100% pero si sentirás un cambio, un alivio y, al menos yo, me sentí mucho mejor. Yo la recomiendo para hacerlo al menos una vez en la vida.

277fb9616bf032ddc5e232bff008bb73

Si bien empezar una detox puede ser un desafío, yo realmente siento y creo que me ayudó a lograr mi cometido. Conocerme, entender qué es realmente el hambre y diferenciarlo de la ansiedad. Solo pueden salir cosas positivas de esta experiencia, ¡anímate!

Comenta este post

cerrar