Women's HealthCerrar
Email WhatsApp Compartido por 0 personas

Fitness

25.05.2017

¡Que el frío no te aleje de tus metas!

Dicen que todo es cuestión de actitud, así que si no sabes dónde dejaste las ganas de hacer ejercicio y comer saludable ponte tu mejor ropa deportiva, abrígate y sal a buscarlas. No permitas que todo lo que has progresado estos últimos meses se eche a perder, pon mucha atención a los siguientes tips que te ayudarán a mantenerte y no comer en exceso.

¡Que el frío no te aleje de tus metas!

Existe un sinfín de opciones gastronómicas que nos ofrece esta odiada/amada estación del año. Y es que ya tenemos instalado un chip que nos dice que el frío o la lluvia son sinónimos de comer algo que tenga la mayor cantidad de calorías posibles, y a esto sumémosle que la motivación por hacer ejercicio desaparece por completo, alejándote cada vez más de tus metas, ¡qué horror!

Es por esto que debes recordar siempre que es muy importante no dejar de lado el ejercicio, si hace frío abrígate y cuando termines la rutina te darás cuenta de que no fue tan terrible, ¿qué fácil suena no? pero lamentablemente aquí no está todo solucionado ya que el 70% de lo que eres es lo que comes así que ojo con lo siguiente:

1) Siempre es bueno darse sus gustitos.
Recuerda que si llevas un estilo de vida saludable, dentro de tu dieta tienes un día de “cheat meal” o “comida trampa” en el cual puedes elegir algo un poco más calórico. Si se puso a llover y te mueres por comer algo con mucha azúcar, transfórmalo en tu día de “cheat meal” pero ¡se honesta! recuerda que generalmente es solo un día a la semana.

1--cheat-meal

2) ¡Solo come una porción! En el caso de que en el punto uno elegiste comer comida procesada te recomiendo que nunca comas directo del paquete o de la bolsa. No te sientes a ver televisión con la bolsa de papas fritas porque te la comerás entera, y este tipo de comida no llena, sus ingredientes son tan inteligentemente malévolos que hacen que se desencadenen tus hormonas y quieras comer más y más, ya que tu cuerpo la digiere muy rápido. Además elevan tu dopamina, situación que te hace sentir bien, lo que conlleva a que cada vez que tu cuerpo vea este tipo de comida quiera ingerirla porque sabe lo bien que se siente.

2.

3) Debes estar siempre pendiente de lo que comes. Ver televisión o revisar tus redes sociales mientras comes es una muy mala práctica porque el acto de comer es una actividad que despierta todos tus sentidos, si no estás pendiente de lo que comes tu cuerpo tampoco se dará cuenta, así que en ese momento desconéctate del mundo y come pausado, recuerda que el cuerpo recién asimila que está lleno luego de 20 minutos de que empezaste a comer.

3.

4) Está científicamente comprobado que uno come el 92% de lo que está en el plato. Así que si en las comidas de la tarde te has desordenado un poco porque es la hora en que mueres por golosear, trata de ordenarte en las comidas fuertes y sírvete en platos más pequeños, con esto lograrás engañar a tu cerebro y podrás respetar las porciones.

4-platos

Pon en práctica todos estos datos y verás que la culpa por comer esos ricos panqueques con manjar o esas ricas sopaipillas, desaparecerá. Sé equilibrada en tus decisiones y tus metas seguirán intactas. ¡Éxito!

 

Comenta este post

cerrar