Women's HealthCerrar
Email WhatsApp Compartido por 0 personas

Fitness

19.07.2017

¿Cómo cuidar y conservar las propiedades de frutas y verduras?

Desde el momento de la compra en adelante, la conservación de los productos que tenemos en nuestro carrito depende exclusivamente de nosotros y es nuestra responsabilidad mantener al máximo sus nutrientes (sobre todo vitaminas), para optimizar sus beneficios. ¡Sigue estos consejos!

¿Cómo cuidar y conservar las propiedades de frutas y verduras?

Como nos recuerda la EFSA (Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria), las vitaminas más abundantes en la fruta y en las hortalizas son el betacaroteno, las vitaminas del grupo B y la vitamina C.

¡Pero no termina aquí! Ya que además, los productos hortofrutícolas, sobre todo si son frescos y de la estación, son ricos en fitoquímicos, es decir, sustancias que cumplen una actividad fisiológica importante, por ejemplo como antioxidantes.

d30b8369bd51315f150522330b02e4a8

Son muchos los beneficios y aportes de las frutas y verduras, pero vamos a lo importante. ¿Cómo podemos conservarlas mejor sin que pierdan sus beneficios?

– Algunos alimentos no necesitan ser refrigerados, por lo que puedes conservarlos a temperatura ambiente: cítricos, zapallos italianos, pepinos, tomates, porotos verdes y frutas exóticas, cada vez más presentes en nuestras mesas. Lo mismo vale para la fruta que no ha alcanzado la maduración: mejor que madure a temperatura ambiente.

– La cocción en agua en general provoca una pérdida de las vitaminas hidrosolubles (vitamina C y del grupo B) y algunas sales minerales. Para otros vegetales, en cambio, puede ser útil: por ejemplo, el licopeno del tomate, potente antioxidante, es absorbido mejor si se cocina.

– Si te decides por el hervido, mete los vegetales en la olla cuando haya comenzado la ebullición. Perderás menos vitaminas.

– Recupera el líquido de la cocción de las verduras, déjalo refrigerar y utilízalo para sopas o como caldo de verduras.

– No dejes los vegetales demasiado tiempo en el agua (excepto las legumbres). El remojo en agua aleja de los vegetales las sales minerales y las vitaminas. Cuando laves la ensalada, enjuágala bien, pero no la dejes más de 2-3 minutos en el agua.

– Pela al mínimo o no peles algunos vegetales (después de haberlos lavado y frotado) y no tires las hojas externas de la lechuga, espinacas y brócoli. Así evitarás eliminar gran cantidad de vitaminas del grupo B y la vitamina C.

– Aprovecha los métodos de cocción rápida como la olla a presión, el microondas o un rápido salteado en sartén. Las verduras permanecerán crujientes y con más fitoquímicos.

– No mantengas las verduras en casa más de 4 o 5 días. Intenta comer siempre las frutas y verduras frescas: si no tienes tiempo para hacer la compra más veces durante la semana, organízate comprando con antelación productos congelados de calidad, que comerás una vez que hayas terminado la verdura fresca que tienes en casa. ¡Reducirás también los residuos!

Para finalizar, te dejamos también unas recetas en las que los vegetales son el ingrediente estrella. ¡Para esos días en los que no sabes qué cocinar con las verduras que tienes en casa!

Zaalouk Ensalada Marroquí

Zaalouk Ensalada Marroquí: una exótica receta oriental donde las berenjenas son las protagonistas.

Ratatouille

Ratatouille: este riquísimo plato de procedencia francesa está hecho exclusivamente a base de verduras.

Crema de zapallo jengibre

Crema de zapallo jengibre: una crema calentita de verduras es una gran idea para los días más fríos.

Aguachile de Coco

Aguachile de Coco: no nos olvidamos tampoco de los champiñones, y recomendamos un aguachile donde quedan deliciosos acompañados de palta y coco.

Pasta fresca con salsa de betarraga

Pasta fresca con salsa de remolacha: una forma original de hacer pasta. Si tienes betarragas en casa, apunta.

Comenta este post

cerrar