Women's HealthCerrar
Email WhatsApp Compartido por 0 personas

Fitness

25.07.2017

Plato Saludable: ¡No te quedes con hambre!

Te has preguntado ¿cómo deben de ser las porciones para que lo que comes aporte, de verdad, lo que necesitas para ti? Aprende aquí lo que un plato saludable debe tener y seguro tendrás ¡guata llena, corazón contento!

Plato Saludable: ¡No te quedes con hambre!

Lograr un plato saludable no significa que debas dejar de comer lo que más te gusta, lo importante es saber qué cantidades debes servir y durante qué momentos del día tienes que comer para que tu organismo asimile los nutrientes, proteínas y calorías de mejor manera.

TE ENSEÑAMOS A EQUILIBRAR TU PLATO

Frutas: las frutas son uno de los elementos del plato saludable que más debes de cuidar. De forma natural las frutas ya contienen azúcar, por ello se recomienda consumir de 2 a 3 porciones de frutas por día. Son mejores las que contienen poca azúcar como el melón, la manzana, naranja, kiwi y moras y suelen ser una buena compañía en el desayuno.

PLATO-SALUDABLE-01-420x420

Granos: una de las formas de incluir en tu comida fibra y nutrientes, es a través de los granos. La mayor parte del tiempo incluimos arroz blanco o harinas simples que no son la mejor opción. Para mejorar y asegurar que tu comida contenga buenos valores nutricionales, puedes optar por arroz integral y granos enteros.

Verduras: la parte más importante de un plato equilibrado son las verduras. Por lo menos 1/2 plato debe contener verduras, esto en cálculos en el día son entre 5 y 8 porciones pequeñas de verduras (una porción= un puño de tu mano). Es muy recomendable que tus colaciones de almuerzo y comida, sean principalmente verduras, ya que la asimilación y digestión es mucho más lenta y las actividades disminuyen.

Esto no significa que deba ser un plato aburrido ni que te quedes con hambre y mucho menos que tu plato sea solo sea “verde”. Hay verduras que pueden darle tanto color como sabor a lo que comes. Prueba con mezclas como champiñones+brócolí, calabazas+porotos verdes, berenjena+porotos verdes, pepinos+zanahorias y tomate, y un sinfín de combinaciones. También puedes probar con diferentes tipos de lechuga y probar con diferentes vinagretas para darle un toque especial.

Proteína: las proteínas constituyen el elemento principal de nuestro plato saludable, pero eso no siempre quiere decir que sean lo que más espacio ocupen. Debes cuidar qué es lo que comes y sobre todo cómo lo preparas.

Procura que en su mayoría sean carnes blancas y que al prepararlas optes por asarlas, hervirlas o hacerlas en horno y sin piel. Mientras más condimentadas sean las proteínas suelen perder más nutrientes y agregar valores nutricionales como grasa (por los aceites), que se pueden compensar con alimentos como un 1/3 de palta.

Las proteínas frescas también pueden ayudarte a obtener la mayor cantidad de nutrientes y si las cantidades son las adecuadas, no debes quedarte con hambre. Es muy importante que lleves un plan nutricional adecuado a tus necesidades y a los requerimientos de tu cuerpo. Por ejemplo si quieres construir músculo tu ingesta de proteína debe ser mayor.

Dejar-de-comer-no-es-una-dieta

Acompaña tus comidas con agua natural, toda la que tu cuerpo necesite. No debes forzarte a que sea cierta cantidad porque todos los organismos funcionamos de diferente manera, lo único que debes cuidar es que el balance y perdida de líquidos sea la adecuada.

En InstaFit podemos ayudarte con tips, recetas y asesoría nutricional profesional para que puedas iniciar o llevar una vida más saludable.

Comenta este post

cerrar