Women's HealthCerrar
Email WhatsApp Compartido por 0 personas

Fitness

26.09.2018

Descubre con qué ejercicios es recomendable retomar la actividad física

Que hace frío, que está muy oscuro, que hay que estudiar mucho o trabajar hasta tarde, no faltan las excusas para dejar de hacer actividad física en invierno. Pero cuando se acerca el verano, vuelve la preocupación por bajar esos kilos de más lo más rápido posible. ¿Se puede comenzar una rutina intensa desde cero?

Por Gentileza de : CLÍNICA UNIVERSIDAD DE LOS ANDES Foto portada: karl S on Unsplash
Descubre con qué ejercicios es recomendable retomar la actividad física

Bicicleta, caminata y elíptica son algunos de los ejercicios más recomendables para volver a empezar.

El Dr. Giovanni Carcuro, traumatólogo especialista en tobillo y pie de Clínica Universidad de los Andes, no lo recomienda porque “el cuerpo se ha desadaptado a la actividad y pueden producirse lesiones secundarias a la carga exagerada o que nuestro organismo no es capaz de tolerar por el período prolongado de inactividad”.

Por esto, lo aconsejable es empezar de menos o más, idealmente bajo un programa de reinserción deportiva realizado por un profesor de educación física.

Entre los ejercicios cardiovasculares más recomendados están:

> Bicicleta
> Caminata
> Elíptica (no en pendiente)
> Baile entretenido

Estos deben ser acompañados por trabajo muscular suave, el que debe ir aumentando en intensidad poco a poco. Es importante no olvidar la elongación antes y después de la rutina para evitar lesiones.

Quienes tienen antecedentes médicos relevantes o ciertas patologías, deben hacerse un chequeo médico antes de retomar la actividad deportiva.

“La actividad física es siempre saludable y mantener la rutina todo el año conserva los efectos positivos en el tiempo. Además de los beneficios a nivel músculo-esquelético, la actividad física mejora nuestro sistema inmunológico, por lo que nos ayudar a prevenir las enfermedades habituales de la temporada invernal”, asegura el Dr. Carcuro.

Agrega que los períodos de inactividad generan déficits que habitualmente demoran el doble de tiempo recuperarlos.

Para lograr buenos resultados, hay que tener presente que tomará un par de meses, al menos. Por esto, ser realista es indispensable para no caer en la frustración, que muchas veces lleva a desertar y al posterior sedentarismo.

Comenta este post

cerrar