Women's HealthCerrar
Email WhatsApp Compartido por 0 personas

Moda

12.09.2016

Cómodas y seguras en todo momento

Elegir el sostén deportivo ideal puede costar más de lo que pensábamos, ¡pero no te preocupes! Hoy Women’s Health te trae los mejores tips para elegir ese tan anhelado y perfecto sport bra.

Cómodas y seguras en todo momento

Elegir el sostén deportivo perfecto es crucial para poder practicar cualquier actividad física sin problemas, independiente si se tiene mucho o poco busto.

Uno de los problemas más comunes es el rebote de los senos al trotar, que a largo plazo pueden causar problemas crónicos en la espalda; por eso para no arriesgarte más, debes aprender a elegir el sostén ideal para tu tipo de cuerpo con los siguientes tips.

fb12d12db4afc0e0f372d40fbf7c316f

Lo primero que hay que tener en cuenta es la intensidad del deporte que se quiere practicar. Esto nos dirá que tan “fuerte” debe ser el sostén que debemos usar.

Si es un deporte de alto imparto, como trote o entrenamiento funcional, necesitarás un sostén que sea capas de mantener tus bubies en su lugar y dejar el rebote al mínimo.

Hay que fijarse que este sostén tenga:

-Un elástico resistente en la parte inferior de la prenda.

– Copa en el cuerpo del sostén

– Tirantes grandes y resistentes, ojalá que abarquen gran parte de la espalda.

Como experiencia personal, soy 36C en sostén normal, una talla “grande” y solo he encontrado dos modelos que se han ajustado a mi cuerpo y me dejan hacer deporte sin dolor posterior, los Nike Pro Rival y Adidas 3 bandas Race-Back, ambos cumplen con los tres requisitos.

63edfb57e0dd1565abbe8c9b4f55b09f

Por más bonitos que sean los sostenes con tiritas delgadas y estampados llamativos, el ocuparlos para hacer deporte de alto impacto no es recomendable, pero si pueden ocuparse para deportes de bajo impacto, como  el yoga o pilates.

También, si se tiene menos busto, los petos tradicionales de deporte son una opción. Sin embargo, para alta intensidad sí se recomiendan los sostenes anteriores, sin importar el tamaño.

af1de0cbd3ddc5ddb289bb97103a0ec6

Al momento de ir a comprar los sostenes, ¡siempre hay que probarse!

Las tallas S, M y L pueden variar según marca y diseño. No existe formula matemática, por eso hay que probarse siempre. Cuando estés en el probador, te recomiendo hacer los dos ejercicios para chequear que el sostén cumpla con el soporte necesario.

Saltar 5-6 veces seguidas – Pasa la prueba de si no se salen los pechos del sostén.
Trotar en el lugar, ojalá rápido – Pasa la prueba de si no hay ningún dolor o incomodidad.

Espero que esta nota te haya ayudado y ahora puedas encontrar ese esperado sostén deportivo perfecto. ¡Cuéntanos cuál es tu sostén favorito y por qué!

Comenta este post

cerrar