Women's HealthCerrar
Email WhatsApp Compartido por 0 personas

Mujer 3.0

12.09.2011

Iorana…mi experiencia en Isla de Pascua

Este fin de semana fui al primer Kitemate Rapa Nui Fest en el continente, al que vinieron desde la isla el conocido grupo Topatangui y el Tautanga, entre otros. Con escuchar esa música y verlos bailar…uffffff…se me vinieron mil recuerdos a la cabeza. Por eso les voy a contar mis experiencias en la isla. La […]

Por
Iorana…mi experiencia en Isla de Pascua

Este fin de semana fui al primer Kitemate Rapa Nui Fest en el continente, al que vinieron desde la isla el conocido grupo Topatangui y el Tautanga, entre otros. Con escuchar esa música y verlos bailar…uffffff…se me vinieron mil recuerdos a la cabeza. Por eso les voy a contar mis experiencias en la isla.

La primera vez fui en un viaje absolutamente familiar…fue buenísimo. Yo poco sabía de Isla de Pascua, sólo algo de los moais y de Playa Anakena, pero como siempre antes de un viaje, me lo estudié todo, porque no me gusta perderme nada, así que me fui llena de hojas impresas con información para leer en el avión.

Me encontré con un lugar increíble, lleno de magia, música, bailes, artistas, paisajes, creencias, etc. Y lo mejor de todo es que este mágico luga era chileno! Lástima que tan pocos lo conocemos…a tal nivel que los Rapanui tampoco se sienten chilenos. 

Al final de ese  viaje quedé un poco angustiada de que se terminara, tener que volverme a Stgo., dejando tantas cosas que no sabía si volvería a ver y tantas otras que no alcancé a ver ni vivir…Desde ese minuto empecé a soñar con volver y ojalá poder aportar algo a este mágico lugar, con lo que yo sabía hacer…la pintura (soy pintora y diseñadora). Después de varios meses soñando y hablando con distintas personas de la isla partí.

Iba muerta de nervio, era mi gran aventura, me había separado hace unos meses y era mi primer gran sueño independiente. Mi idea no era que todos se convirtieran en pintores, sino que conocieran nuevas técnicas, nuevas formas de trabajar, no sólo con pincel, también la mano, pelo de caballo, hojas, etc.

Que desarrolláramos la creatividad, algo muy importante en cualquier cosa que se quisieran dedicar en la vida. Y lo principal era que yo les mostraría cómo utilizar el K´iea, tierra de color que tienen en algunos lugares de la isla, que ellos sólo utilizan para pintarse el cuerpo para las fiestas. 

Junto con mi maleta, partí con muchos materiales, una gran tela de 4 mts x 1.5, brochas, pinturas, papeles para que practicaran en ellos antes de empezar en la tela, carbones, toalla nova, esponjas, etc. En la isla no iba a encontrar todos los materiales, además de ser muy caros.

Mucha gente en Santiago me creían loca, que ¿por qué se me ocurría hacer esto?, me preguntaban ¿si lograría algún trabajo con esto?, ¿si me pagarían?, que yo no tenía plata y estaba gastando lo que no tenía para desarrollar este sueño, etc. Mi única respuesta a esto era…solamente me hace muy feliz hacerlo y con eso me bastaba.

Desde el primer día empecé con reuniones en la municipalidad, con el encargado de cultura, con el alcalde, con la radio y tv Rapa nui. Contándoles de qué se trataría esta actividad que desarrollaríamos entre todos los que quisieran participar e invitando a toda la comunidad. No fue fácil, al principio todos desconfiaban y me decían, “claro tu querís que pintemos y después te vas a llevar nuestro trabajo para el continente”. Me tuvieron que ir conociendo y viendo que todo lo que haríamos quedaría en la isla, era para ellos.

El alcalde me enseñó que el k´iea, era sagrado y que había que utilizarlo medidamente y con cuidado…Partí a buscar este material, por distintos acantilados de la isla, lugares que no todos los isleños conocen. Y así se fue armando y desarrollando este lindo trabajo. Personas de distintas edades participaron pintando esta gran tela, donde el tema central era la isla, su cielo, mar y suelo. Fueron días de harto trabajo, pero increíbles en los cuales pude vivir por tres semanas la vida de la isla.

Algunas personas me preguntaron a la vuelta a Stgo, ¿estás segura que fuimos a la misma isla? Cada uno tiene distinto intereses, ellos fueron por tres días, hicieron el recorrido turístico básico y no les interesó conversar con ningún Rapa nui. Para mí conocer el lugar, es ver más allá que cualquier turista, es compartir con su gente, ir a un día de campo con ellos, salir a bailar con ellos, comer con sus familias, etc., tratar de vivir realmente la isla.

Les podría seguir escribiendo horas sobre lo que fue esta increíble e inolvidable experiencia, la gente me preguntaba en la calle, en el supermercado en la discoteque, “oye amiga pintora, tu como usai tal material pa pintar”. Fueron días mágicos, conversé horas y horas con la gente que fui conociendo, bailé como nunca en mi vida, me volvía a caballo con algún Rapa nui desde algún lugar de la isla, recorrí la isla en moto con algún otro amigo y amiga , supe lo que era ir a un día de campo con ellos,  alojé en casa de una pareja chilena – Rapa nui, fui a clases de baile con las niñitas para tratar de aprender esos increíbles movimientos, recorrí la isla, también conocí lo que era una mujer rapa nui enojada (me agarró del pelo furiosa en la discoteque, pero mis amigos me defendieron), conocí lo importante que es la familia en la isla, el respeto por los mayores, el como comparten entre todas las edades.

Cuando terminamos de pintar el gran cuadro, me invitaron a pintar unas murallas del colegio, el alcalde me invitó a una fiesta a la orilla de mar, de donde iban apareciendo distintos bailarines con su música desde las rocas, conocí muchos nuevos amigos,  caminé de noche sola mirando y sintiendo el mar, etc.

Soñé y viví intensamente.

Y al final de esta experiencia se me acerca una persona de la isla, para decirme: “amiga, perdona por haber sido tan pesada contigo al principio, pero creí que venías igual que muchos otros continentales, que vienen a sacar provecho  de nosotros,  y tú sólo viniste a darnos y a entregarnos lo que tu hacías. Gracias amiga”.

Maururu (gracias)…a todos los que participaron y hicieron que esto fuera realidad…

Aquí les dejo algunas FOTOS de esa linda experiencia.

Comenta este post

cerrar