Women's HealthCerrar
Email WhatsApp Compartido por 0 personas

Mujer 3.0

07.05.2012

Tips para un verdadero “Home sweet home”

Cuando encontré estos tips pensé: “Sí, como no…esto no funciona”. Pero debo reconocer que al ponerlos en práctica me llevé una sorpresa y por eso hoy los quiero compartir con ustedes. Que pasamos gran parte del tiempo estresadas es de conocimiento colectivo y me tranquiliza saber que no soy la única. Sin embargo, son pocas […]

Por
Tips para un verdadero “Home sweet home”

Cuando encontré estos tips pensé: “Sí, como no…esto no funciona”. Pero debo reconocer que al ponerlos en práctica me llevé una sorpresa y por eso hoy los quiero compartir con ustedes.

Que pasamos gran parte del tiempo estresadas es de conocimiento colectivo y me tranquiliza saber que no soy la única. Sin embargo, son pocas las que hacen algo al respecto, y déjenme decirles que la solución está más cerca de lo que creemos…en nuestra casa. El tener un ambiente feliz ayuda a que nos desestresemos y con los consejos que les voy a dar a continuación créanme que lo lograrán.

Llegar a la casa, sentarse en el sofá y decir “home sweet home” es una frase que deberíamos pensar ojalá todos los días, muy por el contrario, eso a veces no pasa porque al llegar a la casa tenemos cosas que hacer. Lavar ropa, cocinar, ordenar, limpiar e inlcuso llevarnos pega para la casa. El antídoto para esto es simple y tienen que prometer que por lo menos harán el intento.

Limpiar. Es muy importante ordenar y limpiar todos los días. No me refiero a un aseo profundo, pero si tener al menos tu pieza ventilada, ordenada y limpia para que cuando vuelvas a tu casa entres a un espacio amigable sólo con verlo. Si no alcanzas en las tardes o en la noche, pon tu alarma del despertador 10 minutos más temprano. Ventila un poco, arregla tu cama y guarda la ropa que dejaste en la silla.

Personalmente me costaba un mundo hacerlo, y de verdad ese día que dejas la cama sin hacer te arrepientes durante todo el día. Ahora lo primero que hago al abrir un ojo es estirar el brazo, abrir la ventana, toda la ropa en el clóset (ojalá desde la noche anterior), cama hecha, sacudir un poco, living ordenado, loza lavada, y que agrado volver en la tarde y que esté todo en su lugar. Un estrés menos.

Comida. Procura siempre tener tu refrigerador con comida, pero estoy hablando de alimentación nutritiva. Un paquete de tallarines, palimitas de maís, comida preparada de super o cosas así…out. Ten verduras, carnes, lácteos, frutas, cosas que te den ganas de comer y que sean fáciles de preparar. Puedes hacer cosas muy ricas y sanas en pocos minutos. Comer bien, te hace bien mentalmente. Son cosas directamente relacionadas.

Luz natural. Está comprobado científicamente que la luz está relacionada con nuestra salud mental. Por eso apenas te despiertes abre las cortinas, que entre luz natural por algunos minutos por lo menos a tu pieza, living, comedor, etc. Hay que aprovechar que cambiamos la hora y no está oscuro tan temprano, siempre hay un rayito de luz natural…déjalo entrar y que renueve energías.

Pide ayuda. A veces aún organizándose no se alcanza porque depende mucho de la semana de locos que tengas. Si sabes que vas a estar complicada, pide ayuda. Si vives con amigos o hermanos hagan turnos para lavar o limpiar. En el caso de matrimonio, créeme que no le va a costar nada a tu marido ayudarte un día por último cocinando, lo mismo si vives con tu pololo. No tienes para qué llevarte toda la pega de la casa tú sola.

Trabajo en el trabajo. Este es de los más importantes y uno que muchas veces cuesta dejar de lado. Tenemos que entender que el trabajo se queda en el trabajo, y en la casa se descansa y pasa bien. Si es muy necesario, ok, te lo permito, pero que no se vuelva costumbre. La idea del hogar es llegar y poder descansar, encontrarte en tu espacio personal y solamente ser feliz.

De verdad que las cosas se vuelven harto más agradable haciendo pequeños cambios. Y qué mejor que sean en casa.

Puedes seguirme en Twitter @solehott

Comenta este post

cerrar