Women's HealthCerrar
Email WhatsApp Compartido por 0 personas

Mujer 3.0

07.04.2015

Cambio de switch: el vaso medio lleno

Hace algunos días, encontré por ahí en la inmensidad de la web algo de lectura sobre esto del “vaso medio lleno”. Vivir la vida de manera positiva, viendo siempre el lado bueno de las cosas, así mismo, el vaso siempre medio lleno.. y no medio vacío.

Cambio de switch: el vaso medio lleno

He visto muchos likes en este tipo de publicaciones, y es que realmente se ha convertido en una moda. Pero moda o no moda, me parece que es una filosofía totalmente digna de compartir, ya que no hace más que fomentar un estilo de vida que en definitiva, nos convertirá en personas más felices.

Y es que pareciera que algunas personas simplemente tienen más suerte que otras, pero la verdad es que quizás esas personas no tienen suerte, sino que simplemente disfrutan más de las cosas, o las aprecian de otra manera. Rescaté aquí algunos secretos de esos afortunados que al parecer, viven bajo la premisa de ver siempre, el vaso medio lleno.

¿Por qué no sonreír mucho durante todo el día? Y cuando digo todo el día.. es todo el día. El hábito de sonreír nos predispone a que el mundo nos trate mejor, si tu sonríes, el otro también lo hará. Admito que probablemente este es el punto que más me ha costado, pero no se pierde nada con intentarlo.

¿Y qué hay de tener buena disposición?¡ Qué lata tener que salir a comprar con estos días de frío! pero si tu amiga te lo pide.. ¿cómo le vas a decir que no? Mejor estar siempre con una mano en la manilla de la puerta y con el abrigo listo para salir, la buena disposición puede traerte nuevas experiencias, aventuras o incluso satisfacciones tan simples como la de tu amiga, que tenía algo que contarte.

No esperes nada a cambio: las leyes del karma parecen ser muy básicas, pero no vivas esperando que la vida te devuelva lo bueno que has hecho. Muchas veces puede pasar que incluso no nos damos cuenta de que estamos en un buen momento, mejor simplemente “haz el bien sin mirar a quién”.

Equivócate y ríete de ti misma: nadie es perfecto y si te equivocaste, entonces mejor tómalo con humor.

Prueba cosas nuevas: ¿Te encantaría bailar pole dance? ¿Ser la seca del yoga? ¿O subirte a una trotadora del gimnasio por primera vez? Siempre hay una primera vez para todo y quién más te puede decir cómo son las cosas que tú misma. Experimenta, prueba, muévete.. no importa si no te conviertes en una experta bailarina del caño, al menos, puedes decir que sabes cómo es.

Define tu propio significado de suerte: ¿Te bajaste del auto y te mojaste con la lluvia? ¡Qué mala suerte! o… te bajaste del auto, te mojaste con la lluvia, llegaste a tu oficina y tomaste el mejor café de tu vida.. ¡eso sí es buena suerte! Todo depende de cómo se miren las cosas, lo mágico de la palabra suerte, es que eres tú quién le da el significado.

Comenta este post

cerrar