Women's HealthCerrar
Email WhatsApp Compartido por 0 personas

Mujer 3.0

09.04.2015

Qué miedo hablar en público

Puede ser por timidez o simple vergüenza, pero a muchos se les aprieta el estómago de sólo pensar que deben hacerse escuchar por una gran audiencia.

Qué miedo hablar en público

Una amiga tiene una hija en segundo básico. En su colegio están haciendo una actividad sobre los libros y necesitaban padres que se ofrecieran para leer cuentos frente al curso. Mi amiga me contaba que varios no se ofrecieron porque por horario se les hace imposible coordinar la logística, otros porque a estas alturas de la vida con el tercer o cuarto hijo les da lata, pero hubo un par que no se ofreció por temor. Simplemente les da miedo hablar en público.

No soy quien para juzgar los temores de nadie, sin embargo, creo que no podemos vivir evitando enfrentar aquello que nos paraliza o limita. Cuando somos chicos o adolescentes pensamos que la vida va a hacer que ciertas cosas dejen de afectarnos, dolernos o atemorizarnos. Creemos que una especie de magia borrará nuestras pifias más oscuras y nos convertiremos en personas hábiles y con herramientas de la noche a la mañana simplemente por ir creciendo.

Cuando en realidad muchas veces lo que hacemos es simplemente esconder nuestros miedos (sin darnos cuenta que sólo se agrandan) y disfrazarlos de algo que parezca virtuoso. Así nos transformamos en adultos con miedo al fracaso, miedo al juicio de los otros, miedo a no sentirse querido y aceptado; y simplemente demostramos estos temores y revelamos nuestras carencias en las más variadas situaciones.

Creo que la vida nos va a presentar una y otra vez la posibilidad de aprender, o en realidad nosotros mismos vamos a crear una y otra vez el escenario perfecto para aprender aquello donde “sacamos vale otro”, hasta que vayamos superando nuestras pifias, apartando nuestros errores creativos  y expandiendo nuestra real identidad luminosa y perfecta.

¡No dejemos pasar la oportunidad! Enfrentemos aquello que nos atemoriza o duele, mirémoslo de frente ¡y estemos dispuestas a abrazar el resultado!

También puede interesarte

Comenta este post

cerrar