Women's HealthCerrar
Email WhatsApp Compartido por 7 personas

Nutrición

02.04.2018

4 pasos para comer con Mindfulness

Con estos tips vas a poder conectarte con tu cuerpo y tu alimentación, un proceso diferente al momento de comer. ¡Nuestra bloguera Florencia Araya nos cuenta todos los beneficios de realizar este ejercicio!

4 pasos para comer con Mindfulness

¿Qué es mindfulness? Se trata de un proceso de concentración y atención de la conciencia, basado en la meditación budista. Entonces, cuando comemos con mindfulness, logramos conectarnos con el presente y con nuestra nutrición.

Esta pequeña guía de preguntas está diseñada para que la utilices al comer. Te ayudará a tener una relación distinta con la alimentación y con esto a conocer cómo reacciona tu cuerpo frente a ella. ¡Comencemos!

Prepara tu mindfulnes:
• Busca el momento y el lugar indicado para comer. Es mejor comer un poco más tarde pero con tranquilidad.
• Intenta tomarte un espacio para descansar. Dentro de todas las actividades del día, comer es un momento para compartir con uno mismo y con otros. Así mismo haz un PARE, deja de pensar las cosas que no hiciste antes de comer ni las que debes hacer después.
• Preocúpate de que no te falte nada en la mesa. La idea es comer sin pararse a buscar cosas que faltaron. Esto interrumpe tu momento de alimentación.

PASO 1: Antes de comenzar a comer: reflexiona, observa, olfatea
¿Tenemos hambre o antojo? Para aprender a diferenciarlos lee lo siguiente:

– Tenemos HAMBRE cuando
Podríamos comer cualquier cosa para saciarla. Nos provoca mal humor y disminución de energía.

– Tenemos ANTOJO cuando
Sentimos ganas de comer únicamente un alimento o un sabor.

Sigue contestando en tu mente estas preguntas…

CÓMO LO COMES
¿Dónde estás?
¿Con quién estás?
¿Qué estás haciendo?
¿Tienes hambre o comes por la hora?
¿Hambre o antojo?
¿Cuánta hambre tienes?
¿Cuánto antojo tienes?
¿Te permites sentir esa sensación?

CUÁNDO COMES
¿Qué hora es?

QUÉ COMES
¿Qué alimentos hay en el plato?
¿Sabrías enumerar los ingredientes?
¿Cómo están preparados?
¿Qué te parecen las porciones?
¿Corresponde a la cantidad que quieres comer?
¿Es más, menos?
¿Qué texturas tienen los alimentos?
¿Qué olor tiene?

Young woman deep in her yoga meditation – Copyspace

PASO 2: Comienza a comer y experimenta
¿Con qué emoción estás comiendo? Tranquilidad, ansiedad, apuro, tristeza, alegría.

Respira profundo
– Saborea cada uno de los alimentos, primero solos y luego las combinaciones
– Come lo que más te guste primero, así no tendrás que comerte el plato completo para llegar a tu sabor favorito.
– Come despacio, mastica lo suficiente no hay nada que te apure.
– Si se enfría no importa, se puede volver a calentar

Sólo come
– No veas televisión, ni estés en el celular.
– Mantente concentrado en comer y disfrutar de tu plato
– Vuelve a observar lo que hay en tu plato, alrededor.
– Deja reposar los cubiertos en la mesa

Vuelve a respirar
– No es necesario comerse el plato completo, si se te acaba el hambre, puedes guardarla para otro momento.

PASO 3: después de comer, ESCUCHA TU CUERPO:
– ¿Por qué me detuve?
– ¿Comí lo que necesitaba, menos o en exceso?
– Toma conciencia de tus sensaciones físicas
– ¿Me siento con energía o cansado/a?
– ¿Tengo sueño?
– ¿Me siento bien, hinchado/a, pesado/a?

Para comprender mejor nuestras reacciones a los alimentos, debemos identificar la diferencia entre saciación y saciedad.

SACIACIÓN
Cuando sentimos que ya no podemos seguir comiendo. Nos sentimos satisfechos.
SACIEDAD
Es el tiempo que pasamos sin comer hasta volver a sentir hambre.

– ¿Cuáles alimentos te producen saciedad y cuáles saciación?
– Los alimentos altos en proteínas contribuyen a la SACIACIÓN Y SACIEDAD.
– Los alimentos altos en fibra contribuyen a la SACIACIÓN.

PASO 4: Sigue escuchando tu cuerpo hasta horas después de comer.

Quizás logres identificar alimentos que te producen bienestar, o los que te producen malestar.

¡Así irás conociendo cada vez más tu cuerpo y disfrutarás los tiempos de comidas de una forma más especial!

*Inspirado en: “Comer con Mindfulness”- Ana Moreno

Comenta este post

cerrar