Women's HealthCerrar
Email WhatsApp Compartido por 0 personas

Nutrición

29.10.2018

Alimentos congelados: ¿son saludables?

La pérdida de sus propiedades y de su frescura son algunos de los mitos relacionados a estos productos. ¡Aprende más aquí!

Por Gentileza de: Clínica Universidad de los Andes
Alimentos congelados: ¿son saludables?

Los alimentos congelados llegaron para quedarse. Si bien llevan muchos años en el mercado, cada vez más se incluyen nuevos productos con estas características. A pesar de que existe un alto consumo, algunos señalan que se trata de alimentos que no son nutritivos, ya que pierden sus propiedades.

La Dra. Eliana Reyes, nutrióloga e integrante del equipo de Obesidad y Diabetes de Clínica Universidad de los Andes, señala que “estos alimentos también tienen ventajas. Si bien el proceso de congelamiento tiene una alteración, son pérdidas mínimas y casi imperceptibles. Además, pueden mantener sus condiciones durante mucho tiempo”.

“Lo cierto es que el proceso por el que pasan apenas afecta su contenido nutricional. Las técnicas que se utilizan en general garantizan el buen estado de los productos y también las propiedades de los alimentos. En ese contexto, se congelan a temperaturas que bordean los -40°C, conservando además su sabor, textura, olor y color”, agrega la especialista.

De esa manera, el mecanismo de congelación se realiza poco después de que se cosecha o elabora el alimento. Porque es en esa etapa donde presentan las mejores cualidades nutritivas y el proceso debe asegurar la calidad. Por el contrario, si no se realiza de la forma adecuada, lo más probable es que pierda sus nutrientes y ventajas. 

“El proceso de descongelamiento es primordial. Se debe hacer lentamente (del congelador al refrigerador), y no descongelar a temperatura ambiente, para que el alimento no se contamine y no pierda su sabor. Otro aspecto relevante es que, si queremos comprar alimentos congelados, los dejemos para el final de la lista, para que no pasen demasiado tiempo sin frío. Además, no porque los alimentos estén congelados significa que no van a vencer nunca, por lo tanto, es recomendable que no sobrepasen los seis meses o un año”, enfatiza la Dra. Reyes.

Los alimentos congelados son de fácil preparación, cómodos de cocinar, se pueden comprar en cualquier periodo del año. Las verduras y frutas de estas características también aportan vitaminas y nutrientes al plan de alimentación.

“Es fundamental que, si vamos a consumir alimentos congelados, tengan un bajo aporte de grasas y altos contenidos en vitaminas. Para eso se puede optar por alimentos como pescados, frutas y verduras congeladas, y restringir las que tienen un alto contenido calórico, como la tortilla de papas o los carbohidratos en general”, concluye la especialista.

Comenta este post

cerrar