Women's HealthCerrar
Email WhatsApp Compartido por 14 personas

Nutrición

01.02.2019

Alimentos, dietas y mitos

Las 10 mentiras y mitos más comunes en palabras de dos expertos.

Por Nota original en: Cosmopolitan.cl
Alimentos, dietas y mitos

¿Crees todo lo que lees en internet? Debes saber que la tercera parte de las noticias falsas que circulan en la red tienen que ver con la nutrición. Aquí desmontamos algunas de estas falsedades con la ayuda de expertos, así que lee y encontrarás los mejores consejos para identificar las nutrifakes.

Mejor la “leche” vegetal que la de vaca

Dicen que es más saludable y provoca menos obesidad, pero esto es muy relativo. En realidad ambos tipos están bien, dependiendo de los casos. Algunas de las llamadas bebidas vegetales, a base de cereales, leguminosas y frutos secos (de soya, avena, arroz, almendras…) quizás aportan menos grasa que la leche de vaca, sin embargo esta proporciona proteínas muy completas, y bastante calcio. En cuanto a las calorías, la semidescremada tiene 45 Kcal/100 ml mientras que las vegetales van de las 36 a las 90 Kcal por cada 100 ml. Y para personas intolerantes o alérgicas, la respuesta es evidente.

Los productos “sin gluten” adelgazan

Están de moda y por eso muchos se han sumado a la última tendencia aunque no sean celiacos. En realidad, el gluten no existe en la naturaleza. Está formado por dos proteínas: la glutenina y la gliadina, que solo aparecen cuando se procesan las harinas de ciertos cereales, como el trigo, la cebada, el centeno y la avena, y entonces aquellas se fusionan. Las personas que no sufren problemas de alergias o sensibilidad pueden tomarlo sin problema, pero por ello no engordarán más o menos, ya que es cuestión de cantidad, y esto está avalado por numerosos estudios. Lo que sí es cierto es que, al eliminar el gluten, apartamos de la dieta picoteos y bebidas, como la cerveza, que suponen un alto aporte de indeseables calorías vacías.

El café provoca hipertensión

Falso. Aunque es cierto que la cafeína, su principal componente, produce un aumento de la tensión arterial y la frecuencia cardiaca, este efecto es transitorio. Dicho esto, si una persona padece problemas de hipertensión o propensión a ella, deberá evitarlo. A favor del café, sabemos que contribuye a disminuir la fatiga y el cansancio, además aporta cierta cantidad de polifenoles, sustancias con capacidad antioxidante.

El pescado grande y azul tiene mercurio

Existen metales pesados, como el mercurio, que se concentran en las partes grasas de ciertos animales, por ejemplo los pescados azules. A mayor tamaño, más cantidad de grasa y de acumulación de estos metales. Sin embargo, ¡no hay que alarmarse! Teniendo en cuenta que el consumo recomendado de pescado azul es de una a dos veces por semana, no supone ningún riesgo para la salud. El resto de los días, lo mejor es consumir pescados no grasos, digamos la merluza, entre otros.

Cenar siempre ensalada adelgaza

Este alimento permite tantas variaciones que es imposible generalizar. Aunque lo habitual es que su base sean las hortalizas y un aliño clásico de aceite y vinagre, las combinaciones admiten todo tipo de ingredientes y salsas. Es muy distinta una receta con pollo frito y un aderezo prefabricado, que además lleve choclo y pedacitos de pan, a una ensalada de tomate, pepino, cebolla y queso fresco, por ejemplo.

Como regla general, los expertos coinciden en que si no contiene alimentos procesados, el aderezo es suave y además contribuye a que la dieta sea equilibrada –con el aporte de energía que el individuo necesita– no solo no subiremos de peso, sino que es posible que adelgacemos. Por otro lado, si en lugar de tomarla en la cena, optamos porque una ensalada sea el plato principal del almuerzo, el abanico se abre, y algunos alimentos como la pasta, las legumbres o la papa pueden ser una buena opción. ¡Y ojo con los vinagres!

Es malo calentar la comida en el microondas

No. Tranquila, puedes seguir preparando tu desayuno en dos minutos. Este revolucionario electrodoméstico que se inventó de manera casual en los años 40 no es peligroso; no modifica la composición de los alimentos, ni sólidos ni líquidos. Utiliza un tipo de radiación electromagnética que provoca la libre circulación de las moléculas polares de los alimentos a una gran velocidad. Estos se calientan porque contienen agua, molécula polar que vibra con facilidad. Al calentar debemos evitar los envases de plástico, son mucho mejores los de vidrio, cerámica o cristal.

¿Y la fruta?

A algunos la fruta no le sienta bien tras la comida, pero no es por su fermentación sino debido a la digestión. Si queremos comprobar el motivo, habría que separarla de otros alimentos. Para tomar las tres piezas recomendadas, elige otros momentos del día.

Naranja y vitaminas

¿Cuántas veces has oído que hay que tomar el jugo recién exprimido para que no pierda las vitaminas? Pues es falso. Para mantener sus propiedades organolépticas (olor, sabor y color) protégelo de la luz en un envase cerrado.

¿El pan nos engorda o no?

Depende de la cantidad diaria. Si no nos pasamos, nos proporcionará la energía que necesitamos. En cuanto a los tipos, no solo im- portan las calorías sino, por ejemplo, la fibra, que es un buen aliado contra el estreñimiento. Tu cuerpo lo agradecerá profundamente.

Calidad de los huevos

Debes preferir los orgánicos porque los ponen gallinas de libre pastoreo, es decir, que comen lo que quieran en libertad.

Comenta este post

cerrar